El cielo argentino sigue sumando aeronaves 859

Revolución de los aviones

El ingreso de nuevas empresas aéreas y el agregado de rutas en las ya existentes generarán un crecimiento en las flotas aéreas de Argentina. Con respecto a 2015, la flota de aviones habrá crecido un 25% a fines de este año y se prevé aumentar en un 50% a fines de 2019

De acuerdo con las proyecciones de las líneas aéreas que ingresan al mercado aerocomercial argentino y de las que ya operan en el país y se encuentran en expansión, habrá un incremento en las flotas de aeronaves. Esto resulta luego de las audiencias públicas realizadas por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación en estos dos años, donde distintas empresas solicitaron operar rutas de cabotaje e internacionales.

Aviones como los Boeing 737-800 NG, los Airbus A320, los ATR 72 o los Embraer EMB 145-ER son algunos modelos que continuarán volando los cielos argentinos. Las empresas que traerán estos aviones al país son Avianca, Grupo Lasa, JetSmart, Norwegian Air Argentina y Flybondi. Los Boeing poseen una configuración para 189 pasajeros, mientras que los Airbus tienen capacidad para 186 pasajeros, los Embraer para 50 y los ATR para 72 pasajeros.

En 2015, la flota total de las empresas aéreas argentinas sumaba 97 aviones. Posteriormente, con el horizonte del Plan de la Revolución de los Aviones por delante, esa cantidad fue incrementándose: se pasa a contar con una flota un 25% más amplia a fines de este año. A lo largo de 2018 se fueron incorporando (y continúan haciéndolo) varias aeronaves para el transporte de pasajeros hasta llegar a unos 123 aviones, según las estimaciones. Para fines de 2019, la flota se incrementará en un 50% respecto de 2015, llegando a haber entre 144 y 150 aviones aproximadamente.

Avianca incorpora dos aviones adicionales: su tercer ATR y el primer Airbus 320 con el que prevé comenzar a volar su primera ruta internacional: Buenos Aires – San Pablo. La empresa estima terminar este año con un total de siete aviones e incorporar para el año próximo cuatro Airbus más. Actualmente vuela desde Buenos Aires a Mar del Plata, Santa Fe y Rosario y desde Rosario a Reconquista.

Por su parte, Flybondi trajo cinco aviones este año, con los que opera en la actualidad desde El Palomar a Bahía Blanca, Córdoba, Corrientes, Posadas, Santiago del Estero, Mendoza, Neuquén, Tucumán, Salta, Jujuy, Bariloche, Iguazú; y en el interior del país opera desde Córdoba a Iguazú, Mendoza y Bariloche y desde Mendoza a Bariloche e Iguazú. Prevé incorporar 4 más a lo largo de 2019.

En tanto Norwegian argentina, que comenzó a volar recientemente con un avión desde Buenos Aires hacia Córdoba y Mendoza, incrementará su flota para viajar a Neuquén, Iguazú y Bariloche. La empresa prevé finalizar este año con 4 aviones y duplicará su flota hacia fines de 2019. En estos días está certificando su segunda aeronave.

Jetsmart, que inicia sus operaciones con 5 rutas internacionales este fin de año, realizará viajes desde el interior del país (Mendoza y Córdoba) y desde El Palomar a Santiago de Chile. Estima traer al país entre 3 y 7 aviones para el próximo año. En Chile, la compañía ha crecido a un ritmo de 6 aviones por año.

En cuanto a LASA – con base en Neuquén – la empresa volará a Bahía Blanca, Mar del Plata, Bariloche, Santa Rosa, Chapelco, Puerto Montt (Chile) y Temuco (Chile). Iniciará con dos aviones y prevé triplicar su flota hacia fines de 2019.

Flyest, que ya se encuentra operando con 2 aviones para transporte de pasajeros no regular, iniciará vuelos regulares en el mes de noviembre entre Buenos Aires y Santa Fe. Para 2019, tiene previsto sumar un tercer avión.

Nueva tecnología de detección de rayos en Aeropuertos de cara al G20 18

Aeropuertos Argentinos

Se trata de tecnología norteamericana que comenzó a funcionar desde hoy en Aeroparque, El Palomar y Ezeiza; forma parte de la preparación de los aeropuertos para la cumbre de líderes de G20 a realizarse los días 30 de noviembre y 1 de diciembre. El nuevo sistema protegerá al personal de tierra de las terminales en caso de descargas eléctricas y acortará los tiempos de suspensión de las operaciones.

Tres aeropuertos argentinos cuentan desde hoy con un sistema diseñado específicamente para resguardar la seguridad del personal de tierra en condiciones meteorológicas con actividad eléctrica en las cercanías. EANA – Empresa Argentina de Navegación Aérea SE, del Ministerio de Transporte, acaba de adquirir el Servicio de detección de actividad eléctrica a la empresa MARDET SRL representante oficial de la empresa Earth Networks, de EEUU.

El denominado Servicio de Detección de Actividad Eléctrica en Aeropuertos brinda información, con alertas en Aeroparque, El Palomar y Ezeiza, detectando los rayos que se producen tanto entre nubes como aquellos que tienen impacto en tierra, e informando dónde se producen las descargas (ubicación geográfica con una precisión menor a 175 m). Dichos datos permitirán estimar el efecto que dichas descargas podrán tener sobre los aeropuertos y sus operaciones.

El personal que trabaja en las plataformas de dichos aeropuertos recibió capacitación para conocer los protocolos de seguridad y planes de acción diseñados para proteger su integridad física cuando se active una alerta amarilla o roja de actividad eléctrica. El sistema permite además acortar los tiempos de suspensión de operaciones en los aeropuertos cuando se produce actividad eléctrica, evitando interrupciones innecesarias.

La nueva tecnología forma parte de los preparativos que está llevando adelante el Ministerio de Transporte de la Nación en el marco del G20. Aeroparque tendrá operación exclusiva para las comitivas oficiales entre los días 29/11, 30/11 y 1/12 mientras que Palomar quedará reservada para las operaciones militares. Ezeiza en cambio operará con normalidad, y fue preparada para recibir comitivas sin que ello afecte las operaciones comerciales.

Cómo funciona

Hasta hoy, sólo se contaba con la observación meteorológica para realizar dicha detección. El nuevo sistema emite una alerta amarilla cuando detecta actividad eléctrica significativa a 15 km del aeropuerto, y envía mensajes a correos electrónicos y SMS a celulares del personal operativo pre-seleccionado y con funciones dentro del predio. En ese caso se considera que la situación podría derivar en una alerta roja a corto plazo.

Si se detecta actividad eléctrica dentro de un radio de 5 km desde el aeropuerto, el sistema emite una alerta roja, también avisando al personal operativo, y activa sirena y luces estroboscópicas de alerta en las áreas operativas abiertas del aeródromo. Si transcurren 10 minutos sin registrarse otra actividad eléctrica, las alertas cesan y el sistema vuelve a quedar en vigilancia permanente.

Expansión federal

En lo que resta del mes, EANA instalará el Servicio de Detección de Actividad Eléctrica también en Córdoba y Rosario, seguidos en diciembre por Salta y Tucumán, y posteriormente por Bahía Blanca, Catamarca, Formosa, Iguazú, Jujuy, La Rioja, Mar del Plata, Mendoza, Paraná, Resistencia, Rio Cuarto, San Fernando, San Juan, San Luis, Santa Fe, Santa Rosa, Santiago del Estero, y Termas de Rio Hondo.

www.transporte.gov.ar

Lo más leído

Editor Picks