Escapada de semana santa: consejos para salir a la ruta 76

Llega semana santa y la posibilidad de escaparse a la playa, a la montaña o al campo con tan solo unas horas de distancia, compartiendo el viaje en pareja, en familia o con amigos. Es urgente reflexionar y estar atentos al momento de salir a manejar largas distancias.

Según las últimas estadísticas de la Asociación Civil Luchemos por la vida, el promedio de muertes por día en accidentes de ruta en Argentina es de 20 personas. Durante todo el 2018. hubo 7274 fallecimientos por esta causa.

A veces, la falta de tiempo lleva a actuar de forma apurada y sin pensar en las consecuencias: altas velocidades, impaciencias y salidas madrugadoras sin descansar son factores contraproducentes que pueden transformar unos días de vacaciones en una pesadilla. Para evitarlo, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) brinda algunas sugerencias antes de salir de viaje:

– Chequear frenos, amortiguación, luces, estado y presión de las cubiertas en un taller mecánico.

– Descansar al menos ocho horas la noche anterior.

– Planificar previamente el viaje, previendo paradas cada tres horas por un lapso de 15 minutos para descansar; y evitar conducir durante la noche ya que el nivel de atención y visibilidad disminuye.

– No ingerir alcohol, medicamentos, ni alimentos que reduzcan los reflejos durante la conducción.

– Tener a mano los elementos de seguridad: matafuego vigente y cargado, siempre cerca del conductor y sujeto para evitar accidentes, y balizas triangulares.

– Circular siempre con las luces bajas encendidas.

– Es importante destacar que todos deben llevar cinturón de seguridad y respetar el número de pasajeros que permite el vehículo. En el caso de los niños, llevarlos siempre en los asientos traseros. En caso de transportar mascotas, las mismas deben ir sujetas con un arnés o una jaula fija.

– Respetar las velocidades máximas y mínimas indicadas en las rutas y las prioridades de paso.

– Si se trata de un vehículo nuevo, es fundamental leer previamente el manual para conocer todas las características del automóvil.

– Evitar dejar objetos sueltos en el habitáculo del vehículo. Frente a una frenada brusca o una colisión, estos elementos pueden provocar lesiones graves e irreversibles para quienes viajan.

– El conductor debe estar atento al camino y a la conducción, evitando el uso de celulares.

– Los motociclistas deben utilizar casco, indumentaria de protección y ropa reflectiva. Es menester recordar que ante un golpe leve es aconsejable cambiar el casco, dado que su estructura pudo haber sufrido un daño interno.

http://www.asociacionvida.org.ar/

Curiosidades de platos patrios de la mano de Caminos y Sabores 3

En vísperas del 25 de mayo, Caminos y Sabores propone un repaso por algunas recetas patrias que aún viven en el paladar popular. Cada año, los clásicos nueve caminos de la feria invitan a sumergirse en los sabores, la cultura y la identidad argentina.

Para este 25 de mayo, Caminos y Sabores adelanta una receta imperdible del chef de Cocina 54, Guillermo Vanucci, quien coordinará los espacios de cocina en la 15ª edición que tendrá lugar del 6 al 9 de julio en La Rural. Guillermo Vanucci propone “Dúo de empanadas”, uno de sus clásicos platos ideales para seducir al paladar.

Los argentinos celebran cada fiesta patria entre empanadas, locro, pastelitos, mazamorra y otros exquisitos platos más que, a través del paladar; transportan a otros tiempos. Así, las reuniones familiares resultan ser encuentros para recordar y compartir con las nuevas generaciones, cómo eran las costumbres y tradiciones de antes.

Las empanadas, para Daniel Balmaceda historiador y autor del libro “La comida en la historia argentina”, son un alimento pensado para comer al paso, creadas por señoras que vivían alejadas del centro de la ciudad, las hacían en su casa, las ponían en un canasto, las tapaban con una manta y las llevaban al centro. “Podemos decir que en la actual Plaza de Mayo hubo empanadas, porque se vendían en la recova como en todas las plazas, era el alimento que se vendía justamente en las plazas para los que -como decíamos antes- consumían algo en la calle”, relata Balmaceda.

Pensando en el momento dulce, el reconocido historiador cuenta: “Los pastelitos eran una comida de la tarde, lo que hoy llamaríamos la hora del té e inclusive un poco más tarde”. Por aquellos años, la tradición era fabricarlos con la masa que sobraba de otras preparaciones. Hoy en día, rellenos de membrillo o dulce de batata, son los aliados perfectos a la hora del mate. A su vez, Balmaceda comenta: “La mazamorra, en muchos casos era el postre, era de los más habituales y preferidos de los chicos, vendría hacer el arroz con leche posterior”.

Mantener las tradiciones o “costumbres argentinas” es un desafío que afrontan todas las generaciones. “Antes existía la tradición familiar, el cuaderno de recetas que la dueña de casa iba incrementando con nuevos platos e intercambiando con sus parientes y amigas, ampliando el menú de preparación, para luego transmitirlo. Cada uno de esos cuadernos pertenecía a la familia y la preparación era exclusiva de cada casa”, afirma Balmaceda. Para conservar las tradiciones, el escritor sugiere “volver a tener platos característicos de las familias, encontrar al familiar que prepare el mejor locro y que esa persona pase la receta a las próximas generaciones”.

Y si de tradiciones se trata, la 15° edición de Caminos y Sabores: “el gran mercado argentino”, ofrecerá una amplia variedad de productos tradicionales y a su vez, la oportunidad de disfrutar de platos tradicionales en la nueva Plaza del Mercado de la mano de chefs y emprendedores de todo el país.

Mayor información en: www.caminosysabores.com.ar

Lo más leído

Editor Picks