La robótica llegó al Turismo 150

Registrar a los huéspedes, guiar a los pasajeros de los aeropuertos o validar documentos de vuelo, son algunas acciones que los robots ya están realizando en el sector turístico.

La proliferación de los robots ha comenzado y lo demuestra la valorización de la industria robótica que, en el 2018, fue de US$ 98 000 millones, pero se estima que en el 2025 superará los US$ 275 000 millones. Este rápido crecimiento se explica porque la tecnología es cada vez más barata, inteligente, flexible, fácil de aplicar en diversos rubros, como el militar, el automovilístico o el de la salud y por lo tanto, muy demandada.

La robótica en el sector turístico internacional se emplea en diversas etapas de la cadena comercial, desde los aeropuertos hasta los hoteles, pasando por los cruceros, los servicios guiados y los servicios de lujo. Así lo afirma la consultora internacional GlobalData en su investigación “Robotics in Travel & Tourism”, que nos muestra el panorama de las tendencias mundiales en robótica para un sector dominado por el toque humano.

Los robots cumplen diferentes tareas en los hospedajes, como registrar a los huéspedes, brindar información, llevar asistencia a la habitación y hacer trabajos generales de conserjería. Este uso tecnológico representa una ventaja competitiva para los alojamientos, pues facilita los procesos al ejecutar tareas prácticas.

En el 2015, el InterContinental Hotels Group (IHG) presentó a Dash, un robot que entrega bocadillos y ofrece asesoramiento sobre las comodidades del hotel mediante el uso de wifi local. Y desde el 2016, el Hilton cuenta con Connie, un robot de conserjería que informa a los huéspedes sobre lugares de interés cercanos, recomienda restaurantes y reserva excursiones.

En Japón, la robótica fue implementada en un nivel superior y de mayor alcance. En el 2015, Henn na Hotel se convirtió en el primer hotel del mundo atendido exclusivamente por robots. No obstante, poco a poco fue incorporando algunas personas a su personal de trabajo, puesto que algunas tareas requerían del contacto humano, como la resolución de problemas personales de los huéspedes.

GlobalData afirma que el uso de la robótica en los aeropuertos se convertirá en una práctica común, tanto en los nuevos, como en los que ya están posicionados como importantes centros de conexión internacional. Con los robots se busca mejorar la experiencia de los pasajeros y convertir las instalaciones en más que estaciones de espera.

El Aeropuerto de Incheon, en Corea del Sur, nos presenta a Troika, un robot con escáner que revisa la información del vuelo del pasajero y escolta a los viajeros con retraso o que no encuentran sus puertas de salida. Y en el Aeropuerto IGA de Estambul conoceremos a Sanbot, un robot que brinda información sobre los vuelos y guía a los pasajeros a través de sus instalaciones.

Por su parte, en el Aeropuerto La Guardia, de Nueva York, los robots forman parte del sistema de videovigilancia y seguridad. Además, el Aeropuerto de Changi (Singapur) cuenta con una flota de robots de limpieza que pueden cubrir 1600 m² por hora durante 10 horas al día.

La robótica en los cruceros se considera una estrategia que busca atraer a los segmentos más juveniles. De esta forma se piensa cambiar la idea referida a que los pasajeros de cruceros son principalmente adultos mayores.

GlobalData destaca el caso de Royal Caribbean y su Bar Bionic, donde los clientes pueden hacer los pedidos a través de una tablet y recoger su cóctel en el bar. Las bebidas son preparadas por brazos robóticos, que producen hasta mil bebidas diarias. Asimismo, el grupo de cruceros TUI ha presentado a DJ Rob, un robot humanoide que ofrece entretenimiento musical para los huéspedes. Por su parte, los cruceros Costa y AIDA utilizan los robots de servicio Pepper, que guían a los huéspedes al embarcarse y hacen recomendaciones sobre restaurantes y eventos en varios idiomas.

Además de brindar información, los guías turísticos robóticos también son útiles debido a que se comunican en varios idiomas y otorgan un aspecto de modernidad a los sitios históricos.

Japón tiene a RoBoHon, un guía robótico multilingüe de bolsillo, que ofrece una variedad de servicios a los turistas, como videos, fotos y mapas. El Palacio de Blenheim, en Inglaterra, cuenta con una guía turística robótica llamada Betty, que recibe a los visitantes, proporciona información y toma fotografías digitales.

Tomando en cuenta que los turistas con altos niveles de gasto en actividades recreativas prefieren los productos premium para reducir su esfuerzo y estrés durante las vacaciones, se han implementado algunos servicios como los robotic suitcases, una maleta creada por Travelmate Robotics que puede seguir a su dueño de forma autónoma, utilizando tecnología de detección visual y capacidad de giro de 360°. Los pasajeros ya no tienen que arrastrar o cargar su equipaje. En esa línea, la empresa de robótica Segway ha presentado a Loomo, un robot móvil y personal que es capaz de transportar a los viajeros, grabar videos y tomar fotos durante su recorrido.

Fuente 1: “Robotics in Travel & Tourism”, Global Data (abril, 2019)

Fuente 2 Boletin https://www.promperu.gob.pe

IFEMA trabaja a contrarreloj en la organización de la Cumbre del Clima 287

IFEMA

España – Madrid

La capacidad y versatilidad del recinto de Feria de Madrid permitirá albergar este encuentro en convivencia con la programación de eventos previstos para el mes de diciembre en IFEMA. A pleno rendimiento y con la implicación de todos los equipos y áreas técnicas que participan en la producción de este gran evento que ocupará más de 100.000 m2 y que albergará a 25.000 asistentes de 200 países.

IFEMA ha recibido ayer a la delegación de Naciones Unidas para realizar la primera visita técnica a las instalaciones de Feria de Madrid que acogerán la celebración de la Cumbre del Clima (COP25), entre los próximos 2 y 13 de diciembre. La capacidad del recinto, con 200.000 m2 cubiertos de exposición y la versatilidad de sus espacios, también en el Centro de Convenciones Norte, han hecho posible asumir, por parte de IFEMA, el reto de la producción de este gran evento, que se distribuirá finalmente en más de 100.000m2, lo que representa el 50% de la superficie del recinto, incluyendo las áreas de convenciones y reuniones, y que albergará a 25.000 visitantes de 200 países.

La organización de la Cumbre del Clima, en la que ya se está trabajando a pleno rendimiento para ofrecer las mejores condiciones adaptadas a los estrictos requerimientos del proyecto, supone no sólo un reto organizativo por cuanto se realizará en solo 18 días, cuando habitualmente requiere de al menos 18 meses para su ejecución, sino también una importante repercusión en la dinamización de todos los sectores de la ciudad anfitrión, así como en el impacto internacional a nivel de la imagen de Madrid y de España, que esos días capitalizarán la atención informativa del mundo entero.

La COP25 ocupará un total de 6 pabellones y el Centro de Convenciones Norte al completo, así como las salas de reuniones situadas sobre los pabellones, que se suman a las salas que integran el proyecto en el interior de los pabellones.

El diseño en el que se está trabajando permitirá cumplir con el objetivo de mantener su programación de ferias y eventos, la mayoría de ocio y dirigidos al gran público, como ya viene siendo habitual en el mes de diciembre. De tal forma que FERIARTE, programado del 16 al 24 de noviembre; IFEMA Madrid Horse Week y Retromóvil Madrid, que se celebrarán del 29 de noviembre al 1 de diciembre; o ALMONEDA, cuyas fechas son del 11 al 15 de diciembre, además las exposiciones de Juego de Tronos y Tutankhamon, el Circo de Hielo 2, y el espectáculo de Magia del Mago Yunke, HANGAR 52, y conciertos musicales, entre otros, mantienen su calendario de celebración.




Lo más leído ahora

Radio Turística Online

Lo más leído

Editor Picks